martes, 10 de diciembre de 2013

CONÉCTATE

¡Qué tal suerte la nuestra: poder hablar con Dios o con la Virgen, con la sencillez y confianza de un hijo con su papá o con su mamá! Porque esto son para nosotros; y sabemos que nos aman y que todo lo pueden.


Animamos a todas las familias a unirse a la oración que realizan sus hijos/as todas las mañanas y ahora en particular, durante el Adviento, encaminadas a preparar la llegada de Jesús. Las encontrareis todos los días en el blog de pastoral.